Estudiantes de 4° Medio de la especialidad Agropecuaria del Liceo Bicentenario PHP, de Pullinque, realizaron una visita a Lácteos Manquelaf, de la Cooperativa Mapuche Pillan Mapu de Malchehue, gracias a las vinculaciones logradas por la Red Futuro Técnico, del Ministerio de Educación.

Esta asociación trabaja en tres rubros productivos: producción de lácteos caprinos raza Saanen; crianza de ganado Angus; y producción de leña seca de eucalipto.

Las y los jóvenes fueron recibidos por Fredy Quilaqueo, quién comentó sobre la reivindicación de tierras y cómo se trabaja productivamente el fundo. El administrador los llevó a recorrer la lechería caprina, donde estuvieron en contacto con las cabras. Además, pudieron conocer diferentes sistemas de riego como el de aspersión móvil K-Line, que consiste en una técnica de tuberías de polipropileno de baja densidad que están conectadas a aspersores instalados en diferentes partes del predio, también conocido como tazas neozelandesas.

Quilaqueo expuso una breve reseña del trabajo comunitario en el fundo y explicó a las y los jóvenes que “los que tenemos tierra tenemos una obligación moral de producir alimento de calidad en ella para la gente. Nosotros buscamos maneras de bajar nuestros costos para que el producto sea accesible. No trabajamos con supermercados, sino que ocupamos redes de distribución como cooperativas para que todos tengan acceso a una buena alimentación”.

La profesora de especialidad del liceo, Natalie L’Huissier se refirió a lo provechoso que resultan estas actividades para sus estudiantes. “Ven cosas nuevas. Nosotros en el liceo trabajamos más contenidos curriculares respecto a ganado bovino y equino, pero nada caprino. Es muy bueno que vean en terreno otras formas de producción. A ellos les parece muy interesante y ven oportunidades laborales que quizás no habían vislumbrado. Todos ellos ya han trabajado, ya sea con sus familias o en otros espacios. Trabajaron en pandemia. Están muy motivados con las diferentes posibilidades que entrega el mundo agrario”.   

Al finalizar la visita, Fredy Quilaqueo entregó a los estudiantes un potente mensaje: “Es falso que quien se queda en el campo es porque no tiene cabeza. Ustedes tienen la posibilidad de producir alimento, que, dadas las condiciones de vida actuales, es una misión muy importante. Ahora existen muchas más oportunidades. Ustedes ahora tienen acceso a muchísima información en sus manos. Todos tienen acceso a móviles. A transporte. Por eso es que ustedes son factores de cambio. Depende solo de su voluntad”.

La directora regional de ONG Canales y jefa del proyecto Futuro Técnico en Los Ríos, Frederique Gudelj, explicó que este tipo de iniciativas son provechosas tanto para los estudiantes como para quienes les reciben. “Todos se benefician porque hay mucho que aprender bidireccionalmente. Los chicos conocen en terreno cómo aplica su especialidad, y las empresas conocen y entienden a quienes pueden llegar a ser sus próximos trabajadores”.                     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.