Entrevista Verónica Suárez, jefa UTP Liceo Juan Pablo II de Coyhaique.

El Liceo Juan Pablo II inició su labor educativa en marzo de 1987, con el objetivo de responder a las necesidades de la comunidad regional, construyendo un centro educativo de calidad que aporta formación en carreras técnico profesionales.

Esta institución adscrita a la Fundación Educacional San Pablo (Fespa) y perteneciente al Vicariato Apostólico de Aysén, cuenta con las especialidades de Telecomunicaciones, Obras Viales, Asistente de Párvulos y Contabilidad y asiste a alumnos de la Patagonia aysenina, fortaleciendo en ellos sus cualidades para enfrentar el mundo laboral o la educación secundaria.

De la mano de ONG Canales ha desarrollado varias actividades de vinculación con las empresas para fortalecer en los jóvenes su apronte al mundo laboral y su apego a la especialización técnica que cursan. Nos cuenta, ahora, la experiencia de esta vinculación.

¿Cuál es la importancia de la educación media técnico profesional?

El desarrollo de educación técnico profesional ha sido muy importante en nuestro país, sobre todo en los sectores más vulnerables ya que ello conlleva a que los estudiantes puedan salir a temprana edad ( 18-19 años) con un título que le permite trabajar, ayudar a su familia o forjar su propio proyecto de vida. Hace unos años que el alumno que egresa de un técnico aprovecha las múltiples posibilidades que tiene para seguir alguna carrera a fin de su título técnico en la universidad.

¿Qué le ha parecido la experiencia de esta vinculación educación - empresa, con este convenio que lleva adelante ONG Canales y la Cámara Chilena de la Construcción?

La vinculación liceo empresa es muy importante, tanto para el liceo como para los estudiantes. Para el establecimiento permite mantener el contacto con los profesionales y técnicos que trabajan en las empresas afines y con las cuales mantenemos constantemente retroalimentación entre ellos y los docentes, conocer las necesidades y competencias necesarias que deben adquirir nuestros estudiantes para insertarse de forma exitosa en el mundo laboral, esto nos permite contextualizar y hacer más pertinentes los contenidos dados en las bases curriculares. Para la empresa, conocer los contenidos que se están pasando, y la preparación con los que salen los estudiantes que finalmente llegarán a trabajar en las empresas, poder aportar en ellos y tener la satisfacción de haber participado en una parte importante de la formación de los futuros trabajadores de nuestro país.